5 de febrero de 1966

Tal día como hoy se concentran multitud de manifestantes ante la embajada de Estado Unidos en Madriz, piden que los yankis se marchen con sus bases militares fuera de España, la cosa se pone calentita, lanzamiento de objetos a la embajada, policía que se lia a porrazos. Lo que viene siendo siendo una manifestación violenta. Me diréis que tampoco es algo tan extraño, que hemos visto muchas manifestaciones en la que la gente saca los pies del tiesto, y en las que la policía reparte, que criticar a Estados Unidos por su política exterior, pedir la retirada de las bases militares, es algo bastante común, que hay mucho rojeras antinorteamericano. Lo llamativo es que eso ocurrió tal día como hoy de 1966.

Por aquellos días los gobiernos de Estados Unidos y España andaban enfrascados en unas duras negociaciones, en las que en realidad andaban perdidas ambas partes, no tenían ni idea de la gravedad real de los que se traían entre manos, pero coincidían en una cosa, transmitir a la población que no pasaba nada, que no habia ningún peligro.

Unos día antes, el 17 de enero, un B52 volvía a casa tras darse un paseo por la frontera turco-rusa. De Morón sale otro avión un KC-135, su misión repostar al B52. Algo sale mal y los aviones colisionan, tres tripulantes del bombardero se salvaron, cuatro no, de la cisterna murieron los cuatro.

Además de los aviones destrozados, llegaron al suelo tres bombas atómicas, dos de ellas se rompieron, otra cayó en el mar. La contaminación de plutonio 239 alcanzó en algunos lugares tal magnitud que se salían de rango en los medidores. Hoy Palomares sigue teniendo más de medio kilo de plutonio en polvo, a pesar de que se retiraron muchas toneladas de tierra contaminada.

Muchos días me cuesta seleccionar para mis efemérides de entre toda la documentación que he encontrado, otras me cuenta encontrar referencias, hoy no he encontrado un solo periódico de la época que hablara del asunto, ninguna información, y menos una fotografía de aquella manifestación, así que os pido colaboración, si encontráis algo de lo que pasó aquel 5 de febrero de 1966 ante la embajada de Estados Unidos, me lo mandáis.

JMDC, 5 de febrero de 2020

Fuentes:

https://es.wikipedia.org/wiki/Incidente_de_Palomares

https://www.elconfidencial.com/cultura/2016-01-12/palomares-bomba-franco-rafael-moreno-izquierdo-accidente-nuclear-1966-guerra-fria_1133846/

https://elpais.com/diario/2011/03/06/sociedad/1299366002_850215.html

https://es.wikipedia.org/wiki/5_de_febrero

No he llegado a revisar las 120 páginas, pero no visto nada aquí:

http://hemeroteca.abc.es/nav/Navigate.exe/hemeroteca/madrid/abc/1966/02/06/001.html

4 de febrero de 2006

Hubo un tiempo en que se podía facturar el equipaje que tenía que viajar en avión desde el centro financiero de Madriz, os lo contaba el 14 de junio pasado, https://madriztaldiacomohoy.org/2019/06/14/14-de-junio/.

Sin embargo nunca se pudo facturar el equipaje en Nuevos Ministerios e ir en metro hasta la la T4, porque ese servicio se interrumpió en 2005 y la estación de metro T4 no se abrió hasta el 3 de mayo de 2007.

Desde que en 1929 se planteó la necesidad de construir un aeropuerto civil, y desechando las propuestas de Vallecas, o ampliar los existentes de Getafe y Carabanchel Alto, y se decidió utilizar 493 fanegas de una pradera Barajas, hasta nuestros días, la aviación comercial ha cambiado bastante, y el aeropuerto también. Hasta 1940 era un simple campo de hierba, tan solo un círculo blanco que encerraba la palabra “Madrid” era la refencia a seguir por los pilotos que pretendieran aterrizar. La primera pista asfaltada, 1,4 Km. por 48 metros fue la 15-33 (en el 48 esas dimensiones se doblarían).

Gracias Irene por mandar el enlace del video


En la ampliación del 53 se ideó dotar al aeródromo con una estación de tren, pero la cosa se quedó en un proyecto. Se van incorporando terminales, la nacional, la de carga, se cambia la idea de terner muchas pistas (creo que fueron seis), por dos cruzadas 18-36 y 15-33. y se pensaba que ya no se saturaría, pero se saturó en los 80, había que hacer un aeropueto nuevo en Camporeal o ampliar Barajas a lo grande, y se amplió, la terminal internacional pasó a ser la T1, la nacional la T2 y el dique norte la T3, se crean pistas paralelas 18R-36L y 14L-32R, y una gran terminal nueva.

De No machine-readable author provided. Air252342 assumed (based on copyright claims). – No machine-readable source provided. Own work assumed (based on copyright claims)., CC BY-SA 3.0, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=634950

Tal día como hoy de 2006 se inaugura la T4.

JMDC, 4 de febrero de 2020.
Fuentes:
https://es.wikipedia.org/wiki/Aeropuerto_Adolfo_Su%C3%A1rez_Madrid-Barajas

3 de febrero de 1979

«la crisis no debe llevar a la pasividad y a la resignación. La crisis del capitalismo debe ser enfrentada con poderosas medidas para contrarrestarla, en un espíritu de solidaridad y responsabilidad común. Por ello, las medidas acerca del empleo y la justicia social ocupan un lugar tan central en nuestros respectivos programas».

«año tras año quedan sin trabajo de quince a veinte millones de personas en los países industrializados; vemos amenazantes signos de crecimiento de una permanente subclase de aquellos que están especialmente expuestos a ello -las mujeres, los de baja escolaridad, los inmigrantes, los minusválidos e incapacitados de todo tipo-; ellos carecen en muchos casos de fuerzas y de organizaciones propias para poder proteger sus intereses en un mercado de trabajo difícil y que tiende a reducirse».

Felipe González le había presentado como «el hombre más odiado por todos los dictadores de la tierra». Tal día como hoy de 1979, en el Palacio de Congresos y Exposiciones de Madriz, Olof Palme da una conferencia, en castellano (aunque con muy marcado acento sueco), en los actos encuadrados en el centenario del PSOE.

De Verhoeff, Bert / Anefo – Nationaal Archief, CC BY-SA 3.0 nl, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=43121022

Han pasado 41 años, y resulta que el paro sigue siendo uno de los principales problemas de nuestra sociedad. Que las crisis económica a quien más golpea es a los que menos tienen, y que los colectivos menos favorecidos son siempre los más expuestos. Vamos que nuestros hijos se enfrentan a los mismos problemas que nos enfrentamos nosotros, y nuestros padres, y a los mismos que se enfrentarán nuestros nietos.

África seguro que nos puede contar lo que fue la figura de Olof en Suecia, yo tuve conciencia de quien fue cuando los telediarios anunciaron su muerte.

En aquel 1979 ya había dejado de ser primer ministro sueco, aunque los volvería a ser en el 82. Era el líder del Partido Socialdemócrata Sueco. Un menda que había dado la cara por la defensa de los Derechos Humanos, por la paz, por el desarrollo del Tercer Mundo, por el fin del apartheid, por los exiliados políticos de cualquier lugar del mundo, y de entre ellos los chilenos que huyeron tras el golpe de estado de Pinochet en el 73, por eso en 1979 cuando Palme llega a Madriz, agentes secretos de D. Augusto tenían la misión de matarle, bueno eso dijo un tal Michael Townley, exagente de la CIA, actualmente bajo el programa de protección de testigos, que afirmaba haber recibido ordenes para realizar el encargo.

Sin embargo hicieron falta muchos asesinos para matar a aquel buen hombre, desarmado, sin escolta, y por la espalda, una fria noche de viernes, 28 de febrero de 1986, tras haber salido del cine junto a su mujer.

Muchos asesinos porque la Fracción del Ejercito Rojo alemana reivindicó el atentado (no se tomaron bien que el asalto a la embajada alemana en Suecia les saliera mal en 1975), el MI5, el Mossad y la CIA tampoco le tenían ninguna simpatía, (comparar los bombardeos en Vietnam con el de Gernica, o con los campos de concentración nazis, es lo que tiene). El asesino fue Ivo D, por cuenta de los servicios secretos Yugoslavos, para culpar de ello a la derecha croata, eso según Vinko Sindicic, asesino de un líder nacionalista croata. Puede que fuera alguien pagado por el fabricante de armas Bofors, (Olof sabía cosas sobre las mordidas a los indios). También está claro que fue Anthony White, un militar de Rodesia afincado en Chipre, por ordenes de Sudáfrica. Por el asesinato fue condenado Christer Pettersson, que creía estar matando a un traficante de drogas con el que tenía cuentas pendientes (la viuda, único testigo, estaba convencida de que fue él), así lo confesó en varias ocasiones, pero el juicio fue anulado. Había unas escuchas telefónicas a miembros del PKK que dejaban claro que los kurdos eran los autores, y así lo dijo el desertor Semdin Sakik, y al preguntar al líder del PKK, contestó que fue cosa de una escisión del partido fundada por su exmujer. También confesó ser el autor Victor Gunnarsson, el primer detenido por la policía, un militante de la extrema derecha, que disponía de un revolver como el utilizado en el asesinato, y en su casa folletos que ponían a Palme a caer de un burro, a éste lo mataron tras largarse a Estados Unidos por un tema de cuernos.

Más de 130 personas se han declarado autores del asesinato, la policía sueca sigue investigando.

JMDC, 3 de febrero de 2020.

Fuentes:

https://elpais.com/diario/1979/02/04/espana/286930814_850215.html

https://es.wikipedia.org/wiki/Asesinato_de_Olof_Palme

31 de enero de 1980

Primero construir y luego urbanizar (ya si eso), el desarrollo de Madriz en los años 60 no respondía a unos criterios de ordenación del territorio que hoy consideramos básicos.
El barrio de Moratalaz se forma allí donde antes había tierras en barbecho, y huertas, iniciándose la construcción de viviendas baratas. Es cierto que entre 1919 y 1925 se había construido la colonia hogar del ferroviario, en lo que entonces era el municipio de Vicálvaro, pero aquellas casas respondían a una filosofía urbana más cercana a la ciudad lineal de Arturo Soria, casas unifamiliares, rodeadas de árboles y jardines. La construcción de la década de los 60 y 70 torres altas, pegadas unas a otras.
Existía en el barrio de Moratalaz un medio de transporte peculiar, el tren de Arganda, el que pitaba más que anda, que dejó de estar operativo en septiembre de 1969, más dedicado a al transporte de mercancías (especialmente los áridos para la fábrica de Portland Valderribas) que a al de viajeros.
Así que Moratalaz, también el barrio de la Estrella, tenían una tradición ferroviaria, por ello, fue muy especial volver a tener un tren.

Tal día como hoy de 1980 se ponía en servicio la línea 9 de metro, entre Sainz de Baranda y Pavones. El metro llegaba a barrios periféricos por primera vez, además lo hacía con estaciones amplias, suelos decorados formando formas con baldosas negras y blancas, con trenes anchos. Madriz empezaba a cambiar.

JMDC, 31 de enero de 2020.

Fuentes:
http://rutastranquilasmadrileñas.es/barrios/moratalaz-y-sus-origenes/
https://es.wikipedia.org/wiki/L%C3%ADnea_9_(Metro_de_Madrid)
http://madrilanea.com/2016/12/01/abordo-del-tren-de-arganda-el-que-pita-mas-que-anda/
https://elpais.com/diario/1980/01/30/madrid/318083063_850215.html

30 de enero de 1912

Se crió con su tío Juan, un agustino al que le hubiera gustado que se hiciera cura, pero su vocación no era la religiosa, así que el bachillerato lo hizo tras salirse del seminario. Cuentan que con diez años, en una visita al Hospital de Valencia, vio como un enfermero pegaba a un demente, ese día hizo firme propósito de que consagraría su vida a dignificar a los enfermos mentales. Estudió medicina a la vez que trabajaba, primero en Valencia y luego en la de San Carlos de Madriz, con 23 años ya era licenciado en medicina y cirugía, corría 1865, época en la que las nuevas ideas bullían en esta Villa, el se apuntó a las progresistas y republicanas. Por el Partido Republicano Progresista fue concejal en 1892 y diputado en 1893, en 1910 diputado por la coalición “la Conjunción” junto con Pablo Iglesias y Benito Pérez Galdós, siendo presidente del partido desde 1895 hasta su fallecimiento.

Como médico fue cirujano del Hospital Provincial de Madriz, plaza que ganó en oposición en 1868, le tocó luchar contra las epidémisas de cólera en Talavera de la Reina, y asistir heridos en la campaña del Norte de 1872, pero su verdadera vocación era la psiquiatría y se especializó en estudiar los trastornos de la mente, dándose cuenta de que la vida en la ajetreada ciudad, el exceso de trabajo y preocupaciones provocaban estrés, lo que hacía disminuir el rendimiento de los individuos afectados.

Como docente fue profesor en la Universidad Central de Madrid (rehusó ser nombrado catedrático oficial por su amigo el Ministro de Fomento Manuel Ruiz Zorrilla), daba Patología General y Enfermedades Mentales, múltiples conferencias en el Ateneo, en congresos internacionales, en la Escuela Teórico-Práctica de Medicina y Cirugía de la Beneficencia Provincial de Madrid, y en la Escuela Práctica Libre de Medicina y Cirugía. Su buen humor fue siempre agradecido por sus alumnos.

Introdujo en España la neuropsiquiatría y las terapias ocupacionales, los manicomios eran por aquel entonces prisiones en las que encerrar a los locos, sin embargo él creó un sanatorio en Carabanchel donde tratar a los enfermos con música, organizando obras de teatro, saliendo a pasear con ellos al Retiro y sentarse a charlar y debatir con ellos (lo que le costó ser detenido una vez al pensar los guardias que era un agitador, menos mal que sus locos se portaron sensatamente durante su ausencia), una terapia eran los baños de mar, y para ello abrió una sucursal de su sanatorio junto a la playa de El Paraido, en su Villajoyosa natal. Su objetivo, sanar, o al menos dignificar la existencia de los enfermos mentales.

En diversas conferencias planteó cuestiones jurídicas relativas a la enfermedad mental, reivindicando la figura de la irresponsabilidad criminal, algo que entendía aplicable a Juan Díaz de Garayo, el sacamantecas de Vitoria.

Colaborador de la sociedad filantrópica “Amigos de los Pobres”, era querido por sus pacientes y por todo aquel que le conocía.

De Manuel Compañy – (1910). “D. José Mª Esquerdo. candidato republicano.”. Actualidades (117): 9., Dominio público, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=31378340

Tal día como hoy de 1912, a las cinco menos cuarto de la tarde, en la calle Serrano n.º 29, tras meses de empeoramiento de su enfermedad cardíaca, fallecía José María Esquerdo Zaragoza, el muy querido médico de los locos, el Dr Esquerdo al que Madriz dedica una gran calle al este de la ciudad,de donde sale la carretera que lleva Villajoyosa.

JMDC, 30 de enero de 2020.

Fuentes:
Edición del El Pais del 31 de enero de 1912, la primera página es una amplia necrológica:
https://es.wikipedia.org/wiki/Jos%C3%A9_Mar%C3%ADa_Esquerdo
La edición del El liberal:
http://hemerotecadigital.bne.es/issue.vm?id=0001627421&page=2&search=Esquerdo&lang=es
En todos los periódicos se ensalza su figura, si queréis consultarlos :
http://hemerotecadigital.bne.es/results.vm?o=&w=Esquerdo&f=text&u=Prensa+de+informaci%C3%B3n+general&u=Prensa+gratuita&u=Peri%C3%B3dicos&u=Peri%C3%B3dicos+anteriores+a+1850&a=us&p=Madrid&d=creation&d=1912&d=01&d=31&d=1912&d=02&d=01&t=%2Bcreation&l=600&l=700&s=0&lang=es

https://es.wikipedia.org/wiki/Jos%C3%A9_Mar%C3%ADa_Esquerdo

http://www.historiademadrid.com/2009/09/22/doctor-esquerdo-de-psiquiatra-a-politico/

Con fotos de los folletos de sus sanatorios:
https://www.cope.es/blogs/palomitas-de-maiz/2018/09/04/la-terapia-contra-el-estres-del-doctor-esquerdo-consistia-en-hacer-obras-de-teatro/

Fotos del estado actual del manicomio del El paraiso:
http://quienabuenarbol.blogspot.com/2009/07/el-manicomio-de-la-playa-del-paraiso.html

29 de enero de 1981

Hay momentos en la vida de todo hombre en los que se asume un especial sentido de la responsabilidad.
……………
Hoy tengo la responsabilidad de explicarles, desde la confianza y la legitimidad con la que me invistieron como presidente constitucional, las razones por las que presento, irrevocablemente, mi dimisión como presidente del Gobierno ……………

No es una decisión fácil. Pero hay encrucijadas, tanto en nuestra propia vida personal como en la historia de los pueblos, en las que uno debe preguntarse, serena y objetivamente, si presta un mejor servicio a la colectividad permaneciendo en su puesto o renunciando a él.
……………

Me voy, pues, sin que nadie me lo haya pedido, desoyendo la petición y las presiones con las que se me ha instado a permanecer en mi puesto, con el convencimiento de que este comportamiento, por poco comprensible que pueda parecer a primera vista, es el que creo que mi patria me exige en este momento.

No me voy por cansancio. No me voy porque haya sufrido un revés superior a mi capacidad de encaje. No me voy por temor al futuro. Me voy porque ya las palabras parecen no ser suficientes y es preciso demostrar con hechos lo que somos y lo que queremos.

……………..

He sufrido un importante desgaste durante mis casi cinco años de presidente. Ninguna otra persona, a lo largo de los últimos 150 años, ha permanecido tanto tiempo gobernando democráticamente en España.

Mi desgaste personal ha permitido articular un sistema de libertades, un nuevo modelo de convivencia social y un nuevo modelo de Estado. Creo, por tanto, que ha merecido la pena.

Quizás los modos y maneras que a menudo se utilizan para juzgar a las personas no sean los más adecuados para una convivencia serena. No me he quejado en ningún momento de la crítica. Siempre la he aceptado serenamente. Pero creo que tengo fuerza moral para pedir que, en el futuro, no se recurra a la inútil descalificación global, a la visceralidad o al ataque personal porque creo que se perjudica el normal y estable funcionamiento de las instituciones democráticas. La crítica pública y profunda de los actos de Gobierno es una necesidad, por no decir una obligación, en un sistema democrático de Gobierno basado en la opinión pública. Pero el ataque irracionalmente sistemático, la permanente descalificación de las personas y de cualquier solución con que se trata de enfocar los problemas del país, no son un arma legítima porque, precisamente pueden desorientar a la opinión pública en que se apoya el propio sistema democrático de convivencia.

Querría transmitirles mi sentimiento de que sigue habiendo muchas razones para conservar la fe, para mantenerse firmes y confiar en nosotros los españoles. ……….

Se puede prescindir de una persona en concreto. Pero no podemos prescindir del esfuerzo que todos juntos hemos de hacer para construir una España de todos y para todos.

……….
Deseo para España, y para todos y cada uno de ustedes y de sus familias, un futuro de paz y bienestar. Esta ha sido la única justificación de mi gestión política y va a seguir siendo la razón fundamental de mi vida. Les doy las gracias por su sacrificio, por su colaboración y por las reiteradas pruebas de confianza que me han otorgado.

………

Les prometo que donde quiera que esté me mantendré identificado con sus aspiraciones. Que estaré siempre a su lado y que trataré, en la medida de mis fuerzas, de mantenerme en la misma línea y con el mismo espíritu de trabajo.

Muchas gracias a todos y por todo.”

Tal día como hoy de 1981, a las 19:40 Televisión Española interrumpe su programación para emitir un mensaje del presidente del gobierno.

Yo entonces tenía 13 años, estaba en clase de taquigrafía en el Bosco, en la sala de televisión, alguien entró y dijo “Está Suárez en la tele”, Sor Eulalia dio la clase por terminada y se encendió el televisor (ahora que lo pienso podríamos haber tomado a taquigrafía el discurso de dimisión). Un señor que a mi que caía muy bien, con ojos llorosos nos decía, “Ahí os dejo los trastos y torear el morlaco vosotros, pedazo de cabrones”, bueno utilizó unas palabras más apropiadas al momento, pero eso es lo que yo entendí entonces, y lo sigo entendiendo ahora.

Fue Ángel (1), como si lo estuvieran viendo ahora, el que dijo: “En menos de un mes, tenemos un golpe de Estado”.

Yo me fui a casa pensando sobre lo desagradecidas que suelen ser algunas personas, que hay que ser muy cabrón para poner palos en las ruedas del carro del que tiraba aquel hombre, que muchos le consideraban un traidor por haber llevado a España a la democracia, él, un hombre de la Falange, el que había hecho que esos españoles analfabetos se esforzaran en pronunciar bien la palabra “solidaridad”. Le llovieron hostias por la derecha, por la izquierda, por arriba y por abajo, por delante y por detrás, ésta seguro que fueron las que más dolieron.

Del discurso he mantenido un párrafo largo, en el que alude a los modos y maneras en que se realizan las criticas, y cómo algunas formas no son las más adecuadas para mantener una convivencia serena, me parece que hoy en día deberíamos reflexionar sobre ello.

JMDC, 29 de enero de 2020.
(1) Este Ángel es del que hablaba en https://madriztaldiacomohoy.org/2019/09/05/5-de-septiembre/

Fuentes:
http://www.rtve.es/alacarta/videos/fue-noticia-en-el-archivo-de-rtve/discurso-dimision-adolfo-suarez/2356932/
Contiene una transcripción completa del discurso:
http://blogdecarlosbraverman.blogspot.com/2011/01/30-anos-de-la-renuncia-de-adolfo-suarez.html?m=1

28 de enero de 1888

“En una antigua sala de juego de pelota de la calle de la Magdalena núm. 40, con accesorias á la de la Rosa, tuvo lugar en 1843 la formacion de un teatrillo de segundo orden, que ampliado, y reconstituido despues en 1850 hasta el punto de convertirse en una linda sala capaz de 800 espectadores, llegó á obtener gran voga y favor del público y tuvo también la gloria de servir de cuna á la ópera española con la celebérrima zarzuela del Duende, que mereció el honor de ciento y mas representaciones consecutivas. Hoy abandonado de sus compañias favoritas, se dedica á la mágia y espectáculos de brocha gorda, con lo cual, sino inmortales laureles, alcanza por lo menor muy regulares entradas.”


Ramón de Mesonero Romanos, Nuevo manual histórico-topográfico-estadístico y descripcion de Madrid, 1854.

Fue el Variedades un teatro que tuvo sus más gloriosos tiempos cuando fue sede de la compañía de Julián Romea, representándose muy buenas obras por muy buenos actores, menos calidad tuvieron sucesivas compañía francesas, y buscando hacer caja pasó por la zarzuela, por obras menores o espectáculos variados, así fue el precursor del teatro por horas (pequeñas obras que se representaban consecutivametne, y el espectador podía pagar por una o varias, según sus gustos y las posibilidades de su bolsillo), de lo que ha llegado a nuestros días como teatro de variedades, y del teatro sicaliptico (obras con fuerte carga sexual, el nombre viene del griego «σῦκον» o «sỹkon» – higo, vulva – y «ἄλειψις» o «aleiptikós», – frotamiento, acción de untar, masajear -, bueno, en realidad, alguien dijo que quería para una colección de desnudos algo sicaliptico, cuando quería decir apocalptico, y con el cachondeo del error se quedó el nombre) (1), desde los tiempos de Romea había bajado bastante el nivel de sus espectáculos.

Tal día como hoy de 1888, a las 5 y media de la madrugada, los serenos diero aviso a los guardias de la plaza de Antón Martín cuando vieron la columna de humo, y llamando a las casas vecinas se inció el desalojo, cuando llegaron los mangueros era evidente que el teatro estaba perdido, sus esfuerzos fueron contener las llamas que se extendieron a casas aledañas, los números 6 y 8 de la calle Santa Isabel, el 1 de Ave María, los 3 y 7 de la calle de la Rosa, y los 34 a 40 de Magdalena, aunque el incendio no se cebó con la fachada principal y el bestíbulo, concentrándose en platea, escenario y tramoyas. Hubo muchos actos heróicos, con salvamiento de niños incluidos, como es el caso de la niña la anciana que dormían en el 3º de Magdalena 38, salvadas por el cuerpo de seguridad o el rescate de las vacas de la vaquería vecina, que hiceron que salvo alguna fractura y contusiones no se produjeran victimas personales, incluso los dueños del teatro Srs. Arregui y Rivero, consiguieron con la ayuda de dos jóvenes y un guardia de seguridad rescatar la caja de caudales lanzándola por una ventana que daba a la calle de la Rosa. La actuación de los bomberos fue alabada en todos los medios, 30 bombas se habían presentado en menos de veinte minutos. Varios vecinos se quedaron sin casa, y unas 100 familias que vivían del trabajo en el Variedades, sin medio de vida. El teatro no se reconstruyó, en el solar se levantaron varias casas de viviendas.

De Juan Comba – La Ilustración Española y Americana Año XXXII, n. V de de 8 de febrero de 1888, p. 84, Dominio público, Enlace

El teatro puede verse en el plano de Ibáñez Ibero de 1875.comentó al redactor de los pies de láminas Félix Limendoux:

JMDC, 27 de enero de 2020.

(1) El editor barcelonés Ramón Sopena preparando la publicación de Portfolio del desnudo (con pinturas y fotos de mujeres desnudas, algunas famosas de la época), comentó al readactor de los pies de láminas Félix Limendoux:

Quiero algo grande, que no se haya hecho nunca: una cosa…¡sicalíptica!

Quería decir “apocalíptica” pero el cachondo de Limendoux, le sacó partido poniento al Portfolio del desnudo el adjetivo de sicaliptico. A partir de ellos el adjetivo fue utilizado por los críticos teatrales para referirse a la “ola verde” que estaba de moda en las tablas de todo el país.

Fuentes:
Periodicos del 29:
El pais: http://hemerotecadigital.bne.es/issue.vm?id=0001657693&page=2&search=incendio&lang=es

La Monarquía: http://hemerotecadigital.bne.es/issue.vm?id=0003515573&page=2&search=incendio&lang=es
El imparcial: http://hemerotecadigital.bne.es/issue.vm?id=0000649146&page=6&search=incendio&lang=es
El día: http://hemerotecadigital.bne.es/issue.vm?id=0002238150&page=1&search=incendio&lang=es

https://es.wikipedia.org/wiki/Teatro_Variedades_(Madrid)

https://es.wikipedia.org/wiki/Sicalipsis

27 de enero de 1993

No es una buena idea, si tienes que montar un andamio de tres toneladas para una obra, montarlo en un voladizo en lugar de hacerlo sobre el suelo.
Ya no es muy buena idea trabajar sobre un voladizo, pero peor es no asegurarse de que los 67 años que lleva a la intemperie no hayan podrido su estructura.
No es buena idea acopiar materiales en un voladizo, pero peor es hacerlo en el extremo exterior.
No es buena idea realizar trabajos con peatones pasando por debajo, pero peor es hacerlo donde la gente se amontona haciendo cola para comprar entradas de cine un miércoles.
En esto algunos me discutirán, pero no es buena idea hacer las obras, subcontratando sucesivamente varias empresas, y que la seguridad al final recaiga sobre personal sin cualificación.
La obra era sustituir la estructura metálica en la que se instalaba la cartelería, en ese momento se anunciaba la película Sister Act.
El lugar, el número 118 de la calle de Fuencarral de Madriz.
La hora, algo antes de las siete de la tarde, y …… muchos ya os habéis acordado, recordáis la fatalidad……, recordáis el telediario de aquella noche. Tal día como hoy de 1993 se desplomó la marquesina del Cine Bilbao, matando a seis personas, entre ellas un niño de 10 años, e hiriendo gravemente a otras 12.


La instrucción del caso la llevó el juez Santiago Pedraz, de donde salieron seis acusados para los que el fiscal pedía hasta 3 años de prisión, 6 las acusaciones particulares, y una responsabilidad civil de unos 600 millones de pesetas, de los que las aseguradoras pusieron el límite de las pólizas, unos 275, aún embargando inmuebles y vehículos, faltaba mucho.
Entre noviembre y diciembre del 95 se celebró el juicio, y la sentencia se hizo pública el 5 de enero, treinta días antes, en al última sesión, las acusaciones modificaron sus conclusiones tras un acuerdo con las defensas. El juez Ramón Rodríguez Jackson condenaba por un delito de impudencia, a un año de cárcel a dos de los seis acusados: el dueño del cine, Florentino Reizábal, y el presidente de Andamios In, y a seis meses de prisión al representante de la subcontrata JF Montajes. El total de la indemnización ascendía a 632 millones, la mitad de los cuales correspondía a Reyzábal, sin embargo, D. Florentino ya había entregado el mismo día que terminaba el juicio los correspondientes cheques conformados.
JMDC, 27 de enero de 2020.
Fuentes:
https://elpais.com/diario/1993/01/28/madrid/728223863_850215.html
https://elpais.com/diario/1995/11/07/madrid/815747082_850215.html
https://elpais.com/diario/1996/01/04/madrid/820758270_850215.html

24 de enero de 1806

Gabriel Araceli es aún un niño de 16 años, pero ya ha visto a La Parca llevarse las almas y los cuerpos de sus compañeros del Santísima Trinidad en Trafalgar, chaval de iniciativa, emigra a un Madriz, corte, señorito, mísero,tradicionalista y procaz, literato y analfabeto, infierno y cielo a la vez, en el que la ilustración es aún un capullo que tardará en hacerse una flor encerrada o exiliada.

Gabriel Araceli es el personaje al que D. Benito coloca en los diferentes Episodios Nacionales de su primera serie para relatarnos en primera persona nuestra historia del XIX, como haría Winston Groom con Forrest Gump, o Jonas Jonasson con Allan Karlsson en “el abuelo que saltó por la ventana y se largó”, para contarnos la historia estadounidense y mundial del XX.

Gabriel entra al servicio de Pepita González, actriz del Príncipe que tras el incendio de éste actúa en Los Caños del Peral. Ya hemos contado aquí la rivalidad entre aficionados del Príncipe y los del teatro de la calle de la Cruz, Gabriel nos cuenta en primera persona (1):

Yo formé parte, no sin alborozo, porque mis pocos años me autorizaban a ello, de la tremenda conjuración fraguada en el vestuario de los Caños del Peral, y en otros oscuros conciliábulos, donde míseramente vivían, entre cendales arachneos, algunos de los más afamados dramaturgos del siglo precedente. Capitaneaba la conjuración un poeta, de cuya persona y estilo pueden ustedes formarse idea si recuerdan al omnímodo escritor a quien Mercurio escoge entre la gárrula multitud para presentarlo a Apolo. No recuerdo su nombre, aunque sí su figura, que era la de un despreciable y mezquino ser constituido moral y físicamente como por limosna de la maternal Naturaleza. Consumido su espíritu por la envidia, y su cuerpo por la miseria, ganaba en fealdad y repulsión de año en año; y como su numen ramplón, probado en todos los géneros, desde el heroico al didascálico, no daba ya sino frutos a que hacían ascos los mismos sectarios de la escuela, estaba al fin consagrado a componer groseras diatribas y torpes críticas contra los enemigos de aquellos a cuya sombra vivía sin más trabajo que el de la adulación.

Este hijo de Apolo nos condujo en imponente procesión a la cazuela de la Cruz, donde debíamos manifestar con estudiadas señales de desagrado los errores de la escuela clásica. Mucho trabajo nos costó entrar en el coliseo, pues aquella tarde la concurrencia era extraordinaria; pero al fin, gracias a que habíamos acudido temprano, ocupamos los mejores asientos de la región paradisíaca, donde se concertaban todos los discordes ruidos de la pasión literaria, y todos los malos olores de un público que no brillaba por su cultura.

…………………………

Cuando la representación iba a empezar, el poeta dirigió su mirada de gerifalte a los abismos del patio para ver si habían puntualmente acudido otros no menos importantes caudillos de la manifestación fraguada contra El sí de las niñas. Todos estaban en sus puestos, con puntual celo por la causa nacional. No faltaba ninguno; allí estaba el vidriero de la calle de la Sartén, uno de los más ilustres capitanes de la mosquetería; allí el vendedor de libros de la Costanilla de los Ángeles, hombre perito en las letras humanas; allí Cuarta y Media, cuyo fuerte pulmón hizo acallar él solo a todos los admiradores de La mojigata; allí el hojalatero de las Tres Cruces, esforzado adalid, que traía bajo la ancha capa algún reluciente y ruidoso caldero para sorprender al auditorio con sinfonías no anunciadas en el programa; allí el incomparable Roque Pamplinas, barbero, veterinario y sangrador, que con los dedos en la boca, desafiaba a todos los flautistas de Grecia y Roma; allí, en fin, lo más granado y florido que jamás midió sus armas en palenques literarios. Mi poeta quedó satisfecho después de pasar revista a su ejército, y luego dirigimos todos nuestra atención al escenario, porque la comedia había empezado.

-¡Qué principio! -dijo oyendo el primer diálogo entre D. Diego y Simón-. ¡Bonito modo de empezar una comedia! La escena es una posada. ¿Qué puede pasar de interés en una posada? En todas mis comedias, que son muchas, aunque ninguna se ha representado, se abre la acción con un jardín corintiano, fuentes monumentales a derecha e izquierda, templo de Juno en el fondo, o con gran plaza, donde están formados tres regimientos; en el fondo la ciudad de Varsovia, a la cual se va por un puente… etc… Y oiga usted las simplezas que dice ese vejete. Que se va a casar con una niña que han educado las monjas de Guadalajara. ¿Esto tiene algo de particular? ¿No es acaso lo mismo que estamos viendo todos los días?

………………

Dicho y hecho; comenzamos a golpear el suelo, y luego bostezamos en coro, diciéndonos unos a otros; ¡qué fastidio!… ¡qué cosa tan pesada!… ¡mal empleado dinero!… y otras frases por el mismo estilo, que no dejaban de hacer su efecto: los del patio imitaron puntualísimamente nuestra patriótica actitud. Bien pronto un general murmullo de impaciencia resonó en el ámbito del teatro. Pero si había enemigos, no faltaban amigos, desparramados por lunetas y aposentos, y aquéllos no tardaron en protestar contra nuestra manifestación, ya aplaudiendo ya mandándonos callar con amenazas y juramentos, hasta que una voz fuertísima, gritando desde el fondo del patio; ¡afuera los chorizos!, provocó ruidosa salva de aplausos, y nos impuso silencio.

……..

-Ya, ya sé lo que va a resultar aquí. Ahora resulta que doña Paquita no quiere al viejo, sino a un militarito, que aún no ha salido, y que es sobrino del cabronazo de don Diego. Bonito enredo… Parece mentira que esto se aplauda en una nación culta. Yo condenaba a Moratín a galeras, obligándole a no escribir más vulgaridades en toda su vida. ¿Te parece, Gabrielito, que esto es comedia?……..

……..conforme a las terminantes órdenes de nuestro jefe, armamos una espantosa grita al finalizar el acto primero. Como los amigos del autor protestaron contra nosotros, exclamamos ¡afuera la polaquería! y enardecidos los dos bandos por el calor de la porfía, se cruzaron más duros apóstrofes, entre el discorde gritar de la cazuela y el patio. El acto segundo no pasó más felizmente que el primero; y por mi parte, ponía gran atención al diálogo, porque la verdad era, con perdón sea dicho del poeta mi amigo, que la comedia me parecía muy buena, sin que yo acertara a explicarme entonces en qué consistían sus bellezas.

La obstinación de aquella doña Irene, empeñada en que su hija debía casarse con Don Diego porque así cuadraba a su interés, y la torpeza con que cerraba los ojos a la evidencia, creyendo que el consentimiento de su hija era sincero, sin más garantía que la educación de las monjas; el buen sentido del don Diego, que no las tenía todas consigo respecto a la muchacha, y desconfiaba de su remilgada sumisión; la apasionada cortesanía de D. Carlos, la travesura de Calamocha, todos los incidentes de la obra, lo mismo los fundamentales que los accesorios, me cautivaban, y al mismo tiempo descubría vagamente en el centro de aquella trama un pensamiento, una intención moral, a cuyo desarrollo estaban sujetos todos los movimientos pasionales de los personajes. Sin embargo, me cuidaba mucho de guardar para mí estos raciocinios, que hubieran significado alevosa traición a la ilustre hueste de silbantes, y fiel a mis banderas no cesaba de repetir con grandes aspavientos: «¡Qué cosa tan mala!… ¡Parece mentira que esto se escriba!… Ahí sale otra vez la viejecilla… Bien por el viejo ñoño… ¡Qué aburrimiento! ¡Miren la gracia!», etc., etc.

……

La consigna fue prontamente obedecida. Yo mismo, obligado por la disciplina, me introduje los dedos en la boca y… ¡Sombra de Moratín! ¡Perdón mil veces…! No lo quiero decir: que comprenda el lector mi ignominia y me juzgue.

Pero nuestra mala estrella quiso que la mayor parte del público estuviese bien dispuesta en favor de la comedia. Los silbidos provocaron una tempestad de aplausos, no sólo entre la gente de los aposentos y lunetas, sino entre los de la cazuela y tertulia.

El justiciero pueblo que nos rodeaba, y que en su buen instinto artístico comprendía el mérito de la obra, protestó contra nuestra indigna cruzada, y algunos de los más ardientes de la falange se vieron aporreados de improviso. Lo que tengo más presente es la mala aventura que ocurrió al alumno de Apolo en aquella breve batalla por él provocada. Usaba un sombrero tripico, de dimensiones harto mayores que las proporcionadas a su cabeza, y en el momento en que se volvía para contestar a las injurias de cierto individuo, una mano vigorosa, cayendo a plomo sobre aquella prenda hiperbólica, se la hundió hasta que las puntas descansaron sobre los hombros. En esta actitud estuvo el infeliz manoteando un rato, incapaz para sacar a luz su cabeza del tenebroso recinto en que había quedado sepultada.”

Capítulo 2 de La Corte de Carlos IV, Benito Pérez Galdós URL=http://www.dominiopublico.es/ebook/00/02/0002.pdf

Tal día como hoy de 1806 se estrenó “El si de las niñas” de Moratín en el tatro de la Cruz. Los del Príncipe fueron a boicotar ese estreno, allí estaba nuestro Gabrielillo, en el rebaño cuyo rol era protestar, imagino que como él, ayer muchos hubieran aplaudido sentido simpatía por la Cultural Leonesa, pero su sentir rojiblanco se lo prohibía.

En su obra Moratín propone imponer la razón a las costumbres, la justicia, la bondad, el amor y la libertad personal, a la tiranía de los padres, Doña Irene cree que lo mejor para su hija es casar con el viejo y adinerado D. Diego, pero éste cede a la razón, y cede su puesto de esposo de Paquita a su sobrino Carlos.

La obra, que sufriría muchos años de censura, fue un éxito, durante su primera temporada, tan solo 26 días, fue vista por la cuarta parte de la población adulta de Madriz. Un estilo fresco, nuevo, se aleja de la comedia escrita hasta entonces, en lugar de trasladarnos a lugares lejanos, de usar un lenguaje grandilocuente, de hablar de grandes épicas, nos habla de lo cotidiano, de la razón y la cerrazón, de las nuevas ideas ilustradas frente al tradicionalismo, ideas que se verían entremezcladas en el constitucionalismo del Cádiz, y a la vez enfrentadas durante el resto del XIX, y que hoy, en el XXI, siguen, ora enfrentadas de forma irreconciliable, ora de la mano. Libertad individual que se manifiesta con un pin, y a la vez en la indisoluble unidad y uniformidad excluyente del diferente, predominio del bien común sobre el individual, y a la vez incentivar el individualismo diferenciador.

JMDC, 24 de enero de 2020

23 de enero de 1928

Diego Mazquiarán Torrontegui, alias “Fortuna”, nacido en Sestao el 20 de febrero de 1895, fue aprendiz de fundidor en los altos hornos, luego repartidor de pan en Sevilla, pero su pasión era el toreo.
Debutó como novillero en Indauchu en 1912, tomo la alternativa en Madrid en 1916 de manos de Rafael Gómez “El Gallo”, tuvo la fortuna de estar en 1918 en el cartel inaugural de la plaza monumental de Sevilla (no es la Maestranza, la monumental de Sevilla solo aguantó hasta 1921) junto a Gallito y Curro Posada, y el inaugural de 1931 de las Ventas (ya os hable de ese día y de la plaza de toros más bonita del mundo https://madriztaldiacomohoy.org/2019/06/17/17-de-junio/), pero la faena por la que le otorgaron la Cruz de la Orden Civil de la Beneficencia no la llevó a cabo en ningún coso taurino.

Tal día como hoy de 1928, como cada mañana al salir el sol, el camino de Extremadura es compartida por carruajes y aquellos primero autos, con las ganaderías que se mueven entre corrales y fincas de pastos, no quedaba fuera de lo normal que un toro y una vaca se apartaran del rebaño, lo que si lo fue es que los pastores no fueran capaces de controlarlos y la bovina pareja decidiera ir a desayunar al centro de Madriz. Llegaron a la cuesta de San Vicente, de allí a la Plaza de España, donde el morlaco, negro, grande, y desarrollado de pitones, encontró a un vecino del paseo de Extremadura, un tal Andrés Dominguez, de 67 años, que resultó con contusiones de pronostico reservado. Tampoco se le dio bien la mañana a Anastasio Martín, ordenanza de la Comisaría de Vigilancia del distrito de Hospicio, que en la calle Desengaño se llevó un puntazo en el glúteo. Siguieron por Conde de Toreno y Leganitos, donde a la pobre vendedora Juana López López, de 66 años, domiciliada en Pinos Altas n.º 7, fue volteada y quedó sin conocimiento. Llegaron hasta el mercado de San Ildefonso, en que tranquilamente desayunaron en los puestos de hortalizas, para seguir por Corredera, y aparece en la Avenida de Pi y Margall. Ya en Gran Vía el toro negro apareció solo, quizá malhumorado por el plantó que su novia le había dado, provocó el pánico, viéndose impresionantes carreras a refugiarse en portales y tiendas que echaban sus cierres. Además de los mencionados, muchos fueron los heridos de menor consideración, a la vista de sus edades, lo que aquella mañana era peligroso era no estar en condiciones de correr.
Allí, en Gran Vía, Diego Mazquiarán había salido con su esposa a pasear. Creo que lo mejor es escuchar sus propias palabras en la entrevista concedida al reportero del Imparcial que le entrevistó un rato después en el café de Regina:
“Había salido con mi mujer a dar un paseo aprovechando esta mañana de sol tan deliciosa. Al llegar a la Gran Vía observé que la gente corría despavorida, refugiándose en los portales, y los comerciantes comenzaban a cerrar los establecimientos. ¿Qué pasa?—pregunté curioso—. Pero nadie me contestaba Entonces vi que un poco más abajo del Casino Militar haliía un toro. Sin decirle nada a mi mujer que, temerosa, presenciaba el correr do la gente, le hice que se refugiara en una casa y salí corriendo hacia donde estaba el toro. Era un «galán» con dos pitones. Me despojé del gabán y comencé a torearle. La gente al verme comenzó a gritar, pues el pájaro me buscaba y quería echarme mano. A mi lo único que me preocupaba era sujetarle, pues temía que se me escapara y ocasionara unas cuantas desgracias. Al principio lo logré, pero el marrajo, al convencerse de que no me podía coger intentó huir. Yo el tapaba la salida y lo consentía unas veces con el gabán y otras con el cuerpo. Como no podía perderle la cara, ante el temor de que se marchara, o me cogiera, pedía una espada. Me trajeron un espadín del Circulo Militar, pero no servía, pues esos espadines se doblan y no “calan”. Entonces di las señas de mi casa y fueron por un estoque. Todo esto tenía que decirlo toreando y sin perder la cara al toro. Pasaron unos momentos angustiosos, pues por tres veces creí que el toro se me iba. Por fin trajeron el estoque y entonces le igualé procurando “amarrarle” bien a la muleta y le maté.”

Esta foto aparece en https://www.madridiario.es/464231/cuando-la-gran-via-se-convirtio-en-una-plaza-de-toros y en http://deltoroalinfinito.blogspot.com/2019/03/diego-mazquiaran-fortuna-retazos.html
Ninguna cita la fuente y para mí que es un montaje.


Mató a volapié, en lo que era un experto, hasta no mucho antes siempre se mataba recibiendo, ayudado de una muleta que era su gabán doblado.
“Era un marrajo, si embiste le hubiera toreado a gusto. Ya que los empresarios no me contratan hubiera aprovechado esta corrida espontánea para demostrar que todavía sé torear y matar un toro a ley.”
“Siempre queda uno satisfecho de que se hace una acción buena, aunque para ello nos tengamos que jugar la vida. Para algo más que el lucimiento ha de servir la profesión.”
Parece que Fortuna volvió a ser contratado para torear después de aquello, convertido en un héroe.

Edición del 24 de enero de 1928 de El Imparcial, pag. 3, Ejemplar de la Biblioteca Nacional
http://hemerotecadigital.bne.es/issue.vm?id=0001013990&page=3&search=toros&lang=es


Lo que no he conseguido averiguar es qué paso con la vaca, en algún lugar entre San Ildefonso y Gran Vía, tal día como hoy alguien acabó ordeñandola o haciendola filetes sin buscar mayor publicidad.
Por cierto Diego, Fortuna, dobló en un manicomio de Lima en 1940.

JMDC, 23 de enero de 2020.

Fuentes:
http://deltoroalinfinito.blogspot.com/2019/03/diego-mazquiaran-fortuna-retazos.html
El imparcial, edición del 24 de enero de 1928, página 3:
http://hemerotecadigital.bne.es/issue.vm?id=0001013990&page=3&search=toros&lang=es
https://es.wikipedia.org/wiki/Diego_Mazquiar%C3%A1n_%22Fortuna%22
https://www.madridiario.es/464231/cuando-la-gran-via-se-convirtio-en-una-plaza-de-toros