23 de enero

Tal día como hoy de 1878, en la madrileña Basílica de Nuestra Señora de Atocha contrajeron matrimonio Alfonso XII con Dª María de las Mercedes Isabel Francisca de Asís Antonia Luisa Fernanda de Todos los Santos de Orleans y Borbón (alias Carita de Cielo), hija del duque de Montpensier .

En su traje diseñado y cosido íntegramente en España (195,61€ costó), con sus lindos pero planos zapatos (Alfonso no era muy alto) a las nueve de la mañana partió del Palacio Real de Aranjuez en tren (un ramal exclusivo para uso de la Corona llegaba hasta la Puerta de Damas), en las estaciones del recorrido, Valdemoro, Ciempozuelos, Getafe, parada para saludar a los vecinos que la vitoreaban, finalmente estación de Delicias y Atocha.

El partió a las 10:30 del Palacio Real, Mayor, Sol, Carrera de San Jerónimo, Paseo del Botánico, y el de Atocha.

Ofició la ceremonia el Cardenal Benavides, actuaron como padrinos D. Francisco de Asís, padre (¿?) del novio y la Infanta Isabel, debía haber sido la abuela de ambos doña Cristina, pero una indisposición de última hora lo impidió.

Deshizo el camino andado Alfonso, ahora con Mercedes en una carroza tirada por ocho caballos, el pueblo amaba con euforia a sus reyes, los regalos que les hicieron eran de toda condición, cada cual dentro de sus posibilidades tuvo un detalle.

Acudió al banquete oficial todo el cuerpo diplomático acreditado en Madrid, altos cargos, autoridades…..

Madrid engalanado llevaba semanas preparándose, el programa de actos públicos incluía que ese día no faltara pan a ninguna familia, tras la boda, desfile de tropas en la plaza de Oriente, por la tarde funciones gratuitas en los teatros, por la noche cientos de lámparas iluminaron el fin de fiesta, las dos eléctricas de la Puerta del Sol parecían dos lunas llenas, Cibeles y Neptuno recibían rayos de colores, los corresponsales extranjeros se encargaron de hacer conocer al mundo la gran dicha de los madrileños y españoles en general. Seis meses y un día sobreviviría Mercedes, la dicha no duró mucho.

Que aquello llegase a ocurrir tampoco fue sencillo. A la madre del contrayente no le gustó mucho la idea cuando éste le dio la noticia de su decisión de casarse con su prima, de la que estaba enamorado desde niño quizá desde que tenía dos años y vio ensimismado como su madre, la reina Isabel II, llevaba esa linda niña a la pila bautismal, cuando ella contaba 12 años el amor era ya absoluto. El motivo no era que “son los niños primos hermanos” como dice la copla, que eso venía siendo normal en la familia y el papa encargado de dar la bula era padrino de Alfonso, sino la enemistad que Isabel tenía con su cuñado (muchos hubo que pensaban que para España hubiera sido mejor que las hermanas de hubieran casado con maridos intercambiados, como era el primer plan de Luis I de Francia, pero eso era algo que Inglaterra no podía permitir, así que Isabel cargó con el de los encajes). Desde que en febrero de 1848 en Francia triunfa la revolución que llevó a la proclamación de la Segunda República Francesa y el Rey Luis Felipe I y familia tienen que salir por patas, Luisa Fernanda (hermana de nuestra reina Isabel) y Antonio (primo del rey consorte) huyen a Inglaterra, pero allí las autoridades les recuerdan que España tiene un clima mucho más agradable, así que inician un periplo por Madrid, Aranjuez, pero Isabel II los quiere más lejos de Madrid, a la vista de que al duque de Montpersier, príncipe de Francia que no llegaría a ese trono por haberse tornado su patria republicana, y que la rocambolesca maniobra de ser rey de Ecuador le salió rana, se ha quedado con las ganas de meter cuchara en asuntos de Estado, lo que a la Reina no le hace gracia alguna. Así que compraron el Palacio de San Telmo en Sevilla iniciando tal actividad de reactivación de la Ciudad que sufría una importante decadencia desde la pérdida del monopolio del comercio con las Indias, que a la Casa de los Montpersier la llamaron la Corte de San Telmo, (hoy sede de la Presidencia de la Junta de Andalucía), rivalizando en esplendor con el Madriz de Isabel II, el pique había llegado aún más lejos, pero eso lo contaremos dentro de algo más de un mes.

También en las Cortes se debatió sobre la boda, Alfonso se dirigió a los diputados, su discurso:

Señores diputados, el enlace que voy a contraer, inspirado al propio tiempo que por los más puros afectos del corazón por el conocimiento de las altas prendas que adornan a la que ha de compartir conmigo el Trono de San Fernando y de la Católica Isabel, del mismo modo que motiva vuestros entusiastas plácemes, alcanza sin duda los del país, a quien legítimamente representáis, y merece la unánime felicitación de las potencias amigas (…)”

Convenció, así el diputado Claudio Moyano, solicitó la aprobación del enlace por la cámara con esta palabras “Doña Mercedes es un ángel y los ángeles no se discuten”.

Una boda por amor, como se casan los pobres, eso encandiló al pueblo

para quien quiera saber más:

Canción que me cantaba mi madre de niño:

http://www.elhuevodechocolate.com/cancion/cancion21.htm

22 de enero

Tal día como hoy de 1913 en la calle de Tetuán, número 16 se inauguró la Exposición y venta permanente del Trabajo de la Mujer, fundada por la Unión de Damas Españolas del Sagrado Corazón de Jesús fundada en 1908 e integrada en la Federación Internacional de Ligas Católicas Femeninas. Dentro de la Unión de Damas Españolas se había creado la Sociedad de Protección del Trabajo de la Mujer

http://hemeroteca.abc.es/nav/Navigate.exe/hemeroteca/madrid/abc/1913/01/23/002.html y página 6

Nos encontramos ante un movimiento feminista, encuadrado dentro de la Acción Católica, como lo fueran las Señoras de las Conferencias de San Vicente de Paúl fundada por Concepción Arenal, no siempre coincidente con otros movimientos feministas, así una visión distinta tuvo el Lyceum Club fundado en 1926 y presidido por María de Maeztu, para la Unión de Damas Españolas se trataba de un centro de recreo en las que bajo la excusa de ser una obra cultural y benéfica se facilitaban lecturas de todo género, lo que iba en contra de la sociedad y la familia católica, apostólica romana. O calificado como “centro de reunión para fumar” como dijo Celsia Regis. En el Lyceum Club se daban conferencia, se discutía sobre el sufragio femenino, y tendió a una politización cercana al socialismo. Después de la guerra pasó a ser el Circulo Medina de la Sección Femenina, pasando toda su biblioteca a manos privadas en 2002.

La Unión de Damas Españolas estaba presidida por la marquesa de Unzá del Valle, era una asociación en la que participaban mujeres de la aristocracia, quizá elitista, pero comprometidas con la dignidad de la mujer. Pensaban que había que cambiar la idea de que el trabajo retribuido de la mujer fuera de casa suponía un menosprecio, lo que denominaron el pudor de clase cuestión que quedaba superada en el caso de mujeres de la clase obrera persistía entre la clases burguesas, así que su objetivo era dignificar el trabajo de la mujer en todos sus ámbitos, tanto en trabajos manuales como intelectuales. Así abren tiendas sin ánimo de lucro en la que las empleadas tienen un trabajo digno sin ser sometidas a todo tipo de explotación por parte del patrón. También surgen Ligas de buenos compradores que hacen públicas listas de tiendas y fábricas que se han comprometidos respetar los derechos de las trabajadoras, entre ellos una remuneración igual a la de los hombres, lo que suponía hacer boicot a aquellas que no los respetaban, vamos lo que hoy algunos tacharían de “feminazis”. Surgen escuelas femeninas de todo tipo (tipografía, que imprimió la revista “La Voz de la Mujer” de la que quizá hablemos otro día). Lo cierto es que desde que en 1671 es un joven cura, Poulain de Barre, publica el libro “la igualdad de los sexos” ha pasado mucho tiempo, y aún queda mucho por hacer en cuanto a igualdad.

21 de enero

Tal día como hoy de 1981 a las dos de mañana andaban dos amigos por la Plaza de Cánovas del Castillo, tanto Jaime como Mariano habían andado de juerga desde la tarde del martes e iban cargaditos, así que uno le dice al otro, “¿A que no hay huevos a ….. ?” frase que siempre precede a una gran gilipollez. “……. a quitarle el tridente a Neptuno?”
Pues allí que se fueron. El dios romano de los mares se resistió como pudo, lo que le costó sufrir daños en los dedos de su mano izquierda, y a pesar de que conjuró a los seres de los mares para que acudieran en su ayuda, fueron dos policías (eso sí vestidos de azul marino, o quizá de marrón no sabemos si fueron guindillas o maderos) los que en su auxilio acudieron, el daño ya estaba hecho, así que tan solo pudieron mandar a los muchachos (no eran tan niños, 24 y 28 añitos tenían las criaturas) a disposición judicial. De ello dio cuenta el periódico “El País” en su edición del día siguiente.

No era la primera vez que ocurría, en 1914 ya habían robado el tridente, entonces de bronce y nunca apareció, por ello el que ahora observamos es de hierro.

Más gracia había tenido el que le puso un cartel “‘Dadme de comer o quitadme el tenedor” durante la guerra civil.

Entre las muchas reformas que Carlos III realizó en Madrid había un proyecto que incluía la realización de tres fuentes en el entorno del Prado, al norte Cibeles (que en un principio iba destinada a La Granja), Apolo (también llamada de las cuatro estaciones) y la de Neptuno.

Cibeles estuvo un poco más al noroeste de su actual ubicación, junto a Palacio de Buenavista (hoy Cuartel General del Ejercito de Tierra), la de Neptuno un poco más al sur que actualmente, donde había estado la fuente del Caño Dorado. Cibeles y Neptuno se miraban amorosamente a los ojos en sus primeras ubicaciones, ahora Neptuno mira a otros leones (Daoiz y Velarde), los de las Cortes, y no a Atalanta e Hipómenes

Se terminó en 1786, por eso no aparece en el plano de Tomás López de 1785 , si en los de 1848 , el de Juan de Noriega y el de Madoz y Coello, que son en los que he mirado su orinal ubicación.

Desde el 29 de junio de 1991 los seguidores del Atlético de Madrid (ganó 1-0 al Mallorca la final de la Copa del Rey), celebran sus escasos triunfos (Rosa; un beso, ¡qué ojazos tienes!) en esta fuente, con su complejo de ser siempre segundones y dejarse comer el terreno por el Real Madrid, resulta que desde que ganaron la Recopa del 62 los atléticos celebraban sus victorias en la Cibeles, (la sede del club estaba en la calle barquillo), pero después de que se celebrara un éxito de España el 18/6/1986 cuando Butragueño le calzó 4 goles a Dinamarca en el mundial de México, el Real Madrid les copió la idea, celebró sus éxitos en Cibeles, y como quiera que los atléticos no estaban dispuestos a compartir fuente con el Real Madrid se marcharon dos fuentes al sur.

Fuente de la imagen de la Fuente : Grabado en la Historia de la Villa y Corte de Madrid (1860), imagen de Wikipedia

Por cierto si os gustan los mapas esto os va a encantar:
http://javier.jimenezshaw.com/mapas/mapas.html?v=3&h=1
Seleccionar en una de las ventanas Spain/Madrid/ Pedro Texeira 1656 y compararlo con el Madrid actual.

18 de enero

Tal día como hoy de 1568 llega a Madriz Felipe II, acompañado de Rui Gómez Silva, Juan Manrique de Lara, Antonio de Toledo y el Duque de Feria.

Entra precipitadamente en Palacio y se dirige rápidamente al cuarto del príncipe, su hijo Calos, éste al verle llegar ciego de pavor se mete en la cama, cree que ha llegado el fin de sus días. Pero su muerte habría de demorarse aún seis meses, Felipe, su padre no lo mata, tan solo manda recoger del cuarto cuantas armas y objetos que pudieran ser peligrosos, confisca sus papeles, y ordena que constantemente esté vigilado por dos hombres, diferentes de los que hasta ese momento habían estado a su servicio. La responsabilidad de su custodia recae en el Duque de Feria y el Príncipe de Eboli.

Pero ¿qué había hecho la criatura (22 añitos) para que su padre le castigara sin salir y sin recibir a sus amigos?

Pues esta vez sí que había sacado bien los pies del tiesto, ya no se trataba de aquellas travesuras de niño malcriado y cruel como asar liebres vivas, sacar los ojos a los caballos, mandar azotar a una muchacha por mera diversión. Tras caerse por unas escaleras persiguiendo a una sirvienta y golpearse en la cabeza, parecía que iba a doblar, un cirujano se la jugó haciéndole una trepanación, pero el carácter se volvió aún más irascible, y así cierto día paseando por Madrid desde una casa cayó un poco de agua que le alcanzó, mandó degollar a sus habitantes y prender fuego a la casa, lo que no pudieron realizar sus escoltas pues según ellos acababa de entrar un cura a dar los santos óleos a un enfermo, otra de sus aficiones era abofetear a los sirvientes o intentar lanzarlos por las ventanas, hacer comer a un zapatero los botines (cortaditos en pequeños trozos, eso sí) que le había hecho porque le apretaban, lanzar estocadas o disparar una pistola (buen cuidado tenían los criados en descargarla) a cualquiera que le llevara la contraria. No esta vez la había liado parda, mosqueado porque papá no le dejaba gobernar los Paises Bajos como le había prometido años antes, y considerando que tener un puesto en los Consejos de Aragón y de Castilla no estaba a la altura de su capacidad (que ciertamente no lo estaba, pero por no tener luces para tal misión), además su padre se oponía a su matrimonio con la Archiduquesa Ana (de hecho al final con ella se casó Felipe II y con ella tuvo al que habría de ser Felipe III). Contactó con el conde de Edmont y Floris de Montmorency (barón de Montigny) lideres de los rebeldes de los Paises Bajos, así que tomó la determinación de unirse a los enemigos de su padre, pidió auxilios a grandes de España, y consiguió sacarle al sevillano García Álvarez Osorio 600,000 escudos, por otra parte a su tío don Juan de Austria le pidió ayuda para huir hacia Italia y desde allí llegar hasta Flandes.

Carlos se enfureció por su encierro, se declaró en huelga de hambre (pero solo dos días), otras veces se atracaba de comida hasta enfermar, o le daba por beber agua helada en abundancia, así que pilló unas fiebres malignas, viéndose cerca de alcanzar la paz (de los que le rodeaban me refiero) solicitó la visita de su padre a quien pidió perdón por los disgustos dados, y espichó el día de Santa Cristina (24 de julio) dejando a España sin príncipe heredero.

17 de enero

Tal día como hoy de 2002 muere en Madrid Camilo José Cela y Trulock, marqués de Iria Flavia, académico de la Real Academia Española, Premio Príncipe de Asturias de la letras 1987, Cervantes 1995 y Nobel de Literatura 1989, senador en las Cortes Generales por designación real de junio del 77 a enero del 79, vamos las Cortes Constituyentes, de aquella se cuenta que sorprendido dormido el Presidente Antonio Fontán le llamó la atención F:“está Vd. dormido”, a lo que contestó que C: “No, señor presidente, no estaba dormido sino durmiendo…”, F: “¿Y no es lo mismo?, C: “Pues, no. Como no es igual estar jodido que estar jodiendo”, pero es posible que eso nunca ocurriera un 17 de junio de 1978, al menos no fue recogido en el diario de sesiones.

Quien nacido el 11 de mayo de 1916 fue bautizado como Camilo José María Manuel Juan Ramón Francisco Javier de Jerónimo, pero como sus padres eran Camilo y Camila, él tenía que ser Camilito, golfo, bromista que desde niño se marcó como objetivo ser expulsado de los colegios, su capacidad dialéctica siempre dejaba pasmados a sus interlocutores, pero no pudo evitar la vulgaridad ese 17 de enero, como él decía, «La muerte es de una vulgaridad absoluta; todos los nacidos terminan pasando por ella.

Entre ambos eventos escribió mucho y bien.

Su obra más difundida es “La Familia de Pascual Duarte”, quienes nos dedicamos al Derecho Penal, más de una vez nos hemos encontrado con alguno que tras haber hecho una barrabasada nos dice algo parecido a “Yo, señor, no soy malo, aunque no me faltarían motivos para serlo”, frase con la que se inicia el relato, que en el lector produce un efecto singular como aconteció en el ánimo del capellán que le asistió en sus últimos momentos: “Acabo de leer de una tirada, aunque -según Herodoto- no sea forma noble de lectura, las confesiones de Duarte, y no tiene usted idea de la impresión profunda que han dejado en mi espíritu, de la honda huella, del marcado surco que en mi alma produjeran”.

Pero eso ocurre en Badajoz, y ¿qué tiene que ver eso con nuestro Madriz? Coño pues es verdad, así que hablaremos de otra obra que transcurre en los barrios de Chamberí , Salamanca y Centro principalmente.

La Colmena fue escrita en el 7º izq, escalera A del 54 de la calle Ríos Rosas, y perdonadme, pero fue Antonio Ríos Rosas, quien despertado en su escaño acabó diciendo «Tampoco es igual estar bebido que estar bebiendo», así que D. Camilo no fue tan original como pudiera pensarse.

Debía estar terminada, o casi, la obra ya a mediados del 45, pero Cela dice que la terminó en Cebreros en 1950 , el caso es que se presentó a la censura previa en enero de 1946. A ver, aunque tuviera amigos falangistas influyentes y que ya se hablaba de la novela en círculos literarios, pero el mismo Cela había sido censor y sabía lo que había escrito, y sobre qué, así que el censor civil tachó lo que consideró inoportuno publicar (quizá el propio Cela había soltado un cebo al censor para que tachara parte y colase el resto) así que se quitaron párrafos censurados y autocensurados, pero el censor eclesiástico dijo que ni por esas, no hubo otra; la novela se publicó en Buenos Aires en 1950, con los correspondientes tijeretazos de la censura peronista. Su paisano Fraga llegó antes que a Ministro a secretario general del Instituto de Cultura Hispánica (1951) y secretario del Consejo de Educación (1953) y pudo publicarse en Madrid en 1955.

296 personajes aparecen en La Colmena, muchos de los cuales van pasando por el café que regenta Doña Rosa, otros se relacionan de una u otra manera con los anteriores, y así se va tejiendo una gran colmena por todo Madrid. Puede que Cela en cierta medida se dibuje a sí mismo en el personaje de Martín Marco escritor hermano de Filo, la mujer de Roberto, amigo de Paco el novio de Victorita, y de Ventura Aguado, el novio de Julita hija de la beata Visi y el putero Roque, esto nos lleva a visitar a “algunas chicas muy simpáticas, las de tres duros; no son muy guapas, ésa es la verdad, pero son muy buenas y amables, y tienen un hijo en los agustinos o en los jesuítas, un hijo por el que hacen unos esfuerzos sin límite para que no salga un hijo de puta, un hijo al que van a ver, de vez en cuando, algún domingo por la tarde, con un velito a la cabeza y sin pintar. Las otras, las de postín, son insoportables con sus pretensiones y con su empaque de duquesas; son guapas, bien es cierto, pero también son atravesadas y despóticas, y no tienen ningún hijo en ningún lado. Las putas de lujo abortan, y si no pueden, ahogan a la criatura en cuanto nace, tapándole la cabeza con una almohada y sentándose encima.”

Un Madrid de posguerra poblado de hipócritas de clase media venidos a menos.

16 de enero.

Tal día como hoy de 1605 se publicó en Madrid la primera edición de El Quijote.

El impresor Juan de la Cuesta de empleado pasó a propietario de la imprenta de la calle Atocha n.º 87 que fue de Madrigal, ni siquiera le cambió el sello que podéis ver en la imagen (el halcón y el león dormido) junto al lema “Post tenebras spero lucem”.

La edición no es buena, contiene todo tipo de erratas, la tipología es incómoda, las eses son algunas normales y otras parecen una “f” , la “t” es tan humilde que no llega a levantarse, lo de la “v” y la “u” es otro cantar. Lo del foliado es un desastre.

Se sacaron mil y pico ejemplares, y como la novela tuvo gran éxito, el 2 de junio del mismo año se imprimieron otros 1800, de todos ellos hay censados 26 ejemplares actualmente, así que mirar por casa del abuelo que si encontráis uno podéis sacarle unos 2 millones de pavos. Un ejemplar está en la Biblioteca Nacional, otros hay en a biblioteca del congreso de Washintong DC. , British Museum, Oxford University, Yale University, Harvard University, Biblioteca de Cataluña, Bibliothèque Nationale de France, Ohio State University, University of Glasgow, State Biblioteque de Hamburgo, Newberry en Chicago, constancia de uno en manos privadas, pues en la colección privada de Javier Krahe en su Biblioteca de El Cigarral del Carmen en Toledo. Por si alguno pensaba que me refería al cantautor fallecido el 12 de julio de 2015, os saco del error se trata de un empresario fundador y principal socio de la empresa Centunión.

Estoy seguro de que os gustaría hojear un ejemplar de esa edición, pues si alguno está interesado le puedo facilitar que pueda hacerlo, solo tiene que pulsar en este enlace:

15 de enero

Tal día como hoy de 1798 Francisco de Goya comienza a pintar los frescos de la iglesia de San Antonio de la Florida.

Bueno eso dice Wikipedia con respecto al 15 de enero de 1798, pero el resto de referencias consultadas hablan de que los frescos se pintaron entre agosto y y diciembre de 1798, así que diremos que tal día como hoy comienzan los trabajos de preparación para pintar los frescos.

Para explicar dónde se encuentran esos frescos de Goya a gente que como vosotros sois más de bares que de iglesias, os diré que están lado de Casa Mingo, la sidrería de los pollos asados cojonudos:
https://www.google.com/maps/@40.4248478,-3.7255666,3a,75y,24.84h,91.2t/data=!3m6!1e1!3m4!1sGdsP2cKjsiVpYhGbqUHm6g!2e0!7i16384!8i8192

En la plaza lo veréis, y no, no es que te hayas pasado bebiendo sidra, hay dos. Igualicas igualicas, al menos por fuera. Y vosotros diréis, pues vaya forma de tirar los fondos públicos construyendo monumentos repetidos, así que si digo que no es una tontería os debo una explicación, y esa explicación que os debo os la voy a dar.

La ermita se construye en 1798, y es la tercera, la primera ermita se construyó en 1720 de Churriguera se derribó en 1768 para abrir la carretera de Castilla., cosas de Carlos III, que mandó construir la segunda diseño de Sabatini, situada en la ladera de la montaña de Principe Pío. Pero aquellos terrenos los adquirió Carlos IV y construyó el palacio de La Florida, y donde estaba la ermita le venía bien poner la caballerizas, así que fuera ermita de Sabatini, pero un compañero de éste Flippo Fontana es el encargado de diseñar la actual. Carlos IV puso la primera piedra en 1792.

Como quiera que la ermita era parroquia se daban misas diarias (desde 1881), y claro había mucho cirio y ese humo que no le venían bien a los frescos. La ermita se declaró monumento nacional en 1905, y se encargó al arquitecto Juan Moya Idígoras una nueva ermita gemela que se comenzó en 1925, así la original quedó como museo dedicado a Goya, y la gemela, (la cuarta ermita de San Antonio) se dedica al culto. Pero pienso yo que aunque aún no existía la iluminación por led actual, si desde finales del XIX ya existían las bombillas a alguien se le podría haber ocurrido cambiar las velas por bombillas y no sería necesario repetir el edificio.

Ole el primo Paco, como siempre con un par, le encargan una pintura religiosa y va y pinta a sus queridos majos, mendigos y manuelas, y adelantándose a los movimientos feministas, angelas. A los más humildes los pinta en lo más alto.

¿Sabéis cuál es el origen de la devoción en Madrid a San Antonio, y porqué a sus devotos de les llama guinderos?
Pues un día llevaba a vender al mercados de los Mostenses un hombre una carga de cerezas, subiendo la cuesta de la Vega se rompieron los amarres de las alforjas del burro, rodando cuesta abajo las cerezas, el arriero rezó a San Antonio y un fraile apareció que le ayudó a recogerlas, pidiéndole que llevara un puñado a la parroquia de San Nicolás, allí al ver la imagen que representaba a San Antonio de Padua (el cuadro hoy está en la Iglesia de Santa Cruz) reconoció al fraile que le había ayudado.

Podéis saber más en:
https://rutacultural.com/los-frescos-de-goya-en-la-ermita-de-san-antonio-de-la-florida-de-madrid/

14 de enero.

Tal día como hoy de 1875.

Llega a Madrid Alfonso XII, hijo de Isabel II y de … bueno con respecto a la paternidad había muchos candidatos, pero oficialmente de Francisco de Asís de Borbón.

Tras la revolución de 1868 su madre fue destronada y marchó a París, así que Alfonso conoció mundo, no solo París, Ginebra (donde estudió en un colegio público), Viena, Sandhurst (Inglaterra), donde en su academia militar aprende lo que es el constitucionalismo inglés.

En 1870 Isabel II abdica a favor de su hijo Alfonso, pero en España había un gobierno provisional al que sucede Amadeo I, y la primera república (1873-1874, más breve aún que la II).

Nuestro protagonista de hoy, ya formado desde febrero de 1872 en la academia militar, se vino arriba y el 1 de diciembre de 1874, para quien quiera oírle proclama el «Manifiesto de Sandhurst», una suerte de Curriculum Vitae que presenta al puesto de jefe de Estado de España, siendo su puntos fuertes el inglés nivel alto, francés casi bilingüe, alemán medio alto, experiencia laboral parece que no aporta, pero bueno, es un Borbón por tanto muy católico, español nacido en Madrid, constitucionalista, liberal, totalmente dispuesto a servir a la nación, y lo principal, un hombre de talante conciliador por lo que le apodan «el Pacificador». Quien le anima a mandar el curriculum es Cánovas del Castillo.

Al General Arsenio Martinez Campos le agrada el muchacho, así que se pronuncia a su favor, y el General Serrano tuvo que cederle la Jefatura del Estado.

No voy a contaros lo de Mercedes, si queréis recordarlo escuchad la copla, el caso es que le obligaron a casarse con María Cristina de Austria. Como ya había vivido en Viena conocía de la poca gracia que tienen los autriacos para la juerga, y vivir en Madrid y no poder salir porque la parienta te pone mala cara no mola, así que lo comentó con un primo suyo alemán y le dio una solución:

«Únete a los masones, mi querido primo y siempre podrás explicar a Su Majestad la Reina, cada vez que salgas hasta tarde, que has estado en una reunión de la logia”.

Así que se apuntó a logia Witt Clinton 265, al menos eso es lo que contaba el ‘The New York Times’ en su edición del 21 de agosto de 1884.

No sabemos si a la logia iba mucho, pero la noche madrileña la disfrutó a tope, además la opera le pillaba cerca de casa y allí había encontrado dos ojos negros en la morena cara de la contralto Elena Sanz, con la que tuvo dos hijos.

La excusa de la logia masónica le funcionó bien con su esposa, pero sin embargo le costó el rapapolvos del Papa.

Diez años disfrutó de Madríd este hombre porque cuando le faltaban tres días para cumplir los 28 años dobló de tuberculosis, no llegó a conocer a su hijo Alfonso XIII (el segundo Alfonso ya que con la contralto y había tenido un retoño de tal nombre). y es que…. «Madriz me mata».

10 de enero

Tal día como hoy de 1601 la corte de Felipe III deja de estar en Madrid para trasladarse a Valladolid.

No se conoce la fecha exacta, pero desde 1561 Madrid era la sede de la Corte, que anteriormente se hallaba en Toledo. Si ya los Reyes Católicos residieron en Madrid de forma habitual, a la muerte de Fernando, el Cardenal Cisneros asume el gobierno hasta la llegada de Carlos I (V de Alemania) convocando junta de grandes de Castilla en la casa de Laso de Castilla, en la plaza de la paja. Cuando al Cardenal le pusieron en duda su capacidad para gobernar, abrió el balcón, y mostrando la artillería y tropas asentada en el campo cercano dijo: «Con estos poderes gobernaré hasta que el príncipe venga».

Llegó Carlos que cedió el cetro a Felipe II, y finalmente el Cardenal Mendoza se salió con la suya, que la Corte estuviera en Madrid, frente a otras opciones, ciudades abiertas al mar, Barcelona, Sevilla o Lisboa, Toledo era la capital visigoda, imperial y primada, pero sin instituciones administrativas ni judiciales importantes como Sevilla, Granada y desde luego Valladolid, histórica capital castellana, Madríd tenía una posición central en el Reino de Castilla, contaba con un Alcazar importante (donde hoy está el Palacio Real) junto al que tenía la Casa de Campo, el Pardo, y cerca de El Escorial donde se construiría el Monasterio, contaba con un agua estupenda y a la reina Isabel de Valois Toledo le parecía muy aburrido (la marcha en Madrid se remonta a largos tiempos), pero además era muy importante lo que no tenía, instituciones importantes de la Iglesia, el obispado era el de Toledo.

Felipe II (I de Portugal), no siguió el consejo de su padre quien le dijo al respecto:

«Si quieres conservar tus reinos deja la capital en Toledo, si quieres aumentarlos, llévala a Lisboa, y si quieres perderlos, trasládala a Madrid».

Su hijo Felipe III dejó las tediosas labores de gobernar un imperio en manos del Duque de Lerma (Sr. D. Francisco de Sandoval y Rojas), quien había comprado algunos terrenillos sin mucho valor cerca de su tierra, en concreto en Valladolid, y consideró que trasladar la corte a esa ciudad sería bueno para la economía (la suya), y de paso alejaba al rey de su tía Dª María de Austria (recluida en el convento la Descalzas Reales), a quien el tal Paco no le caía simpatico.

Los comerciantes matritenses siempre tan en desacuerdo con las medidas que adoptan sus gobernantes (véase la idea de quitar coches en el centro), convencieron a Paco, el duque de Lerma, de volver a trasladar a Madrid la capital, sus argumentos parece que fueron contantes y sonantes, gasto inútil, pues el Sr. Sandoval ya había comprado inmuebles a precio de saldo en Madrid con lo que obtuvo por la venta de aquellos terrenitos en Valladolid, y la corte volvió a nuestra querida ciudad el 4 de marzo de 1606.

Primer vuelo del autogiro

Tal día como hoy de 1923

Tras tres años en que anteriores prototipos fracasaron, el autogiro de Juan de la Cierva surcó los cielos de Madrid a manos del piloto Alejandro Gómez Spencer.

Bueno, realmente se movió 183 metros en el aeródromo de Getafe, aquel trasto que era una especie de avión cuyas alas giraban libremente (no conectadas al motor) sobre la cabeza del piloto.

Primera entrada del blog.

8 de enero

Tal día como hoy de 1945, entran en servicio en Madrid los tranvías PCC.

Se trataba de un nuevo diseño de vehículos cuyo concepto nació a partir de una comisión creada en Estados Unidos llamada “Presidents’ Conference Committee” (PCC), y que eran mucho más avanzados que los anteriores del modelo «Charleroi».

En Madrid prestaron servicio 110 unidades dotadas de motores construidos por la General Eléctrica Española (GEE) y 50 fabricados por Fiat

De Moncloa a Ciudad universitaria el tranvía iba por el puente antes de la entrada al actual subterráneo bajo la plaza de de Cristo Rey, los estudiantes botaban dentro a la vez que gritaban “pepe… pepe….pepe”, hasta que hacían salir el pantógrafo del cable aéreo