4 de enero de 1879

– Juan Oliva: ¿me perdona Vd.?
Se levantó de la silla dejando caer el libro de oraciones que en silencio leía desde largo rato antes.

-Sí, te perdono
-¿Y sabe Vd. quien soy y la triste misión que traigo?

– Eres el verdugo, eres el alma de la ley.


Volvió a sentarse, el verdugo le quitó los grillos y le colocó las esposas, le vistió la hopa, y salieron bajando las escaleras del departamento de presos jóvenes de la cárcel, el resto de internos le cantaron la tradicional salve.

La Correspondencia de España, 5/1/1879


El día anterior Juan Oliva Moncusí, acompañado de su abogado defensor, Sr. Jiménez del Cerro, escuchaba de boca del juez la confirmación de la sentencia que le condenaba a muerte en garrote, firmó dándose por enterado. Conducido a la capilla, leyó las cartas que su hermano y hermanas le habían mandado:
Querido hermano; con el más profundo dolor te escribimos, quizá por última vez. En el duro trance en que te encuentras, ¿qué es lo que nosotras podemos hacer por ti? Nada seguramente, más que decirte tengas confianza en Dios que todo lo puede, y recordarte que nosotras que siempre te hemos querido, te queremos mucho más ahora que te vemos desgraciado; por nuestra parte rogamos fervorósisimamente á Dios que te libre dé la horrorosa pena que te ha sido impuesta.”


Contestó a su familia y a su mujer a la que pedía que cuidase de la educación de su hija.

Le Monde Ilustré se hizo eco de la ejecución en su portada unos días después.


Aquel joven de 23 años esperaba con sosiego la muerte. Ni los esfuerzos de su abogado, ni el gobierno de Castelar que desoyó las peticiones de indulto, le libraban de su destino.


Nos parece que la prensa ha dicho con bastante claridad que en los círculos oficiales, en todos los círculos oficiales, se repite que no ha llegado exposición alguna en favor de Oliva, que con 7.000 firmas, ni con 700 ni con siete. El nuevo arzobispo de Tarragona hizo, en efecto, gestiones, las hizo el Sr. Castelar; S. M. el rey manifestó particular empeño en que el reo fuera indultado; pero el ministerio, con verdadero pesar, no ha creído posible aconsejar la concesión de la gracia.”
La Época, edición 5 de enero de 1879

Pliego de cordel. Biblioteca Digital de Castilla y León
https://core.ac.uk/reader/71515694


Tal día como hoy de 1879, en el campo de guardias, a las 9 de la mañana era ejecutado Juan Oliva Moncusí, el motivo, ya os lo conté hace tiempo.

JMDC, 4 de enero de 2021

Fuentes:
Periódicos del 5 de enero de 1879
La Correspondencia de España:
http://hemerotecadigital.bne.es/issue.vm?id=0000216361&search=&lang=es
del día 4 http://hemerotecadigital.bne.es/issue.vm?id=0000216313&search=&lang=es

La Época:
http://hemerotecadigital.bne.es/issue.vm?id=0000380133&search=&lang=es
El imparcial:
http://hemerotecadigital.bne.es/issue.vm?id=0000562709&search=&lang=es

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: