25 de julio

Fernándo VI ordenó crear un jardín botánico en 1755, se trataba de un jardín pequeño, la huerta del Soto de Migas-Calientes, en los que hoy viene a ser el espacio que ocupa la Puerta de Hierro, en Moncloa, en el se enseñaba botánica bajo las doctrinas de Tournefor, evidentemente no es el Jardín Botánico que todos conocemos, se quedaba chico, así que tal día como hoy de 1774 por medio de una Real resolución de Carlos III acuerda crear uno nuevo en las Huertas del Prado Viejo de Atocha.

En estos planos se pueden ver el anterior y el actual, el de migas calientes a la izquierda, junto al manzanares (lo cierto es que no lo tengo localizado totalmente, pero seguro que alguno de vosotros lo encuentra y nos manda el enlace) y el actual abajo a la derecha.

quizá mejor en este:

El diseño inicial corrió a cargo de Francesco Sabatini, teniendo a Casimiro Gómez Ortega como asesor científico, aunque sería Juan de Villanueva quien realizó el proyecto definitivo, más acorde con el fin científico y académico del Jardín, aprovechando la orografía del solar para establecer tres terrazas, de las que las dos inferiores, la Terraza de los Cuadros y Terraza de las Escuelas Botánicas se han mantenido hasta hoy con su diseño original (bueno algo sufrieron en el XIX y XX, pero se ha devuelto a su diseño original) , la superior, la de Plano de la Flor fue remodelada en el XIX, cerrado con la verja que hoy conocemos y acceso por la Puerta Real ( de Sabatini) y la que se utiliza como acceso normal frente al Museo del Prado. Se permitió lucirse Villanueva en un invernadero, muy bonito, pero para criar semillas no era del todo práctico, por lo que pronto se dedicó a biblioteca y aulas para las cátedras de botánica y agricultura, desde ellas se organizaron expediciones de investigación a todo el mundo, lo que le convirtió en uno de los mejores Botánicos del mundo.

El traslado se completó en 1781 y las nuevas colecciones, ya se ordenaron y clasificaron según la moderna (entonces, y ahora pues no ha variado mucho) taxonomía de Linneo. No solo se ha dedicado a investigaciones de alto nivel, también ha tenido siempre vocación de divulgación científica, abierto al público al que se le regalaban plantas medicinales. Al final del XIX le pegaron un bocado reduciéndolo a 8 Ha, al construirse el Ministerio de Agricultura y abrirse la cuesta de Moyano, ya en su interior también se había instalado un pequeño zoológico que sería luego trasladado al retiro, lo que los más mayores habéis conocido como la casa de fieras.

Actualmente depende del CSIC, dos siglos después de su apertura, se remodeló, y en 2005 se amplió una cuarta terraza detrás del Pabellón Villanueva en donde se pueden ver los bonsaís de Felipe González.

Bueno ya tenemos otro que a añadir a la lista de sitos a visitar en Madriz.

JMDC, julio de 2019

Fuentes:

https://es.wikipedia.org/wiki/Real_Jard%C3%ADn_Bot%C3%A1nico_de_Madrid

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: