9 de noviembre de 1085

Tuvo que ser monumental el cabreo que se cogió Zebedeo cuando su mujer, Salomé le dejó, junto a su hijos Santiago y Juan, para que a éstos le pusieran de sobrenombre “los hijos del trueno”, total para seguir a un zumbado de pelo largo, un revolucionario que iba por ahí diciendo cosas como: “ ¿De quéSigue leyendo “9 de noviembre de 1085”