12 de mayo de 1767

Para que un rey pueda meditar tranquilamente ha de contar con un espacio dedicado a la tranquilidad, a la espiritualidad y al retiro. Junto a un Monasterio, el de los Jerónimos, un terrenillo de 145 Ha, regalo de Fernán Nuñez, donde construir un palacio, allá por 1630, “para alivio y recreación” de su majestad, deSigue leyendo “12 de mayo de 1767”