FUERA DE MADRIZ.. Los enigmas de “Alicia en el país de las maravillas”

En 1898 (año de infausto recuerdo para España, como lo será el tiempo que actualmente nos toca vivir), muere Charles Lutwidge Dodgson, mas conocido como Lewis Carroll, autor de “Alicia en el país de las maravillas”, obra muy controvertida y con interpretaciones oscuras y de diferente signo.

El mundo de Alicia conlleva una deformación del espacio/tiempo, con criaturas extrañas y perturbadoras que descubren la inestabilidad mental y el comportamiento patológico de su autor -parece ser que unas jóvenes hermanas que conocía le inspiraron una supuesta “adicción” a las muchachitas…que se adivina en su obra-. Con todo, fue un genial escritor y además matemático, fotógrafo e inventor. De hecho creo un ingenioso sistema de notas para escribir a oscuras (nictógrafo), con la finalidad de conservar cualquier idea que le surgiese mientras dormía. También fue el precursor del hoy célebre juego de letras: el SCRABBLE!!

Sin embargo la inmortalidad la alcanzó gracias a una niña de cuatro años, Alice Liddell, hija del decano de Christ Church, el College de Oxford donde Carroll era profesor de matemáticas, y con la que mantuvo una “especial” amistad hasta que ella alcanzó la edad de once años.

En uno de sus paseos estivales Lewis le contó a Alice un cuento y tanto le gustó a ella que le insistió para que lo escribiera. Así nació “Alicia en el país de las maravillas”.

wikipedia

Esta narración, como decía, esconde varios “secretos” de la enigmática personalidad de su autor. Lewis posiblemente adolecía del síndrome de Alicia consistente en ver objetos grandes como si fueran diminutos, o al revés, conocido en términos médicos como “micropsia”.

También y como consecuencia de su afición a las matemáticas, las referencias al ajedrez son constantes – la descripción de su caída a través de la madriguera también es otro guiño al concepto de límite matemático -.

¿Y que podemos decir de sus personajes? Todos cargados de un fuerte simbolismo – la sensatez del conejo blanco, el surrealismo del gato rayado, la reina de Corazones o..la reina Victoria?-.

El sombrerero loco

Veamos por ejemplo a “el Sombrerero loco”. En el siglo XIX los fabricantes de sombreros utilizaban para pegar la piel y el fieltro un adhesivo a base de mercurio, que ahora se sabe que es un metal nocivo causante de síntomas psíquicos derivados de su afectación al sistema nervioso -Lewis creció en un pueblo dedicado al comercio de sombreros y contempló casos de envenenamiento por mercurio –

El dodo

El Dodo, por otro lado, es una caricatura del autor. Se creé que Dodgson – nombre real de Carrol -, podría haber elegido a este animal  porque Lewis era tartamudo y cuando pronunciaba su apellido decía «Do-Do-Dodgson»

A Carroll se le considera el inventor de la literatura del nonsense -sin sentido-. Pese a ello, y sean cuales fueren las distintas interpretaciones de este cuento, lo que parece evidente es que se trata de una crítica a la sociedad victoriana de su tiempo.

De este autor, reprimido, extraño e introvertido, se ha dicho de todo. Incluso se le ha llegado a identificar con el célebre “Jack el Destripador”, dadas algunas de sus supuestas e “inquietantes” aficiones.

Yo personalmente me quedo con la parte positiva de su obra, que ayudó a soñar a niños y adultos, y especialmente con una frase muy inspiradora suya que pone en boca de su personaje el gato de Cheshire:  

Puedes llegar a cualquier sitio que te propongas, siempre que andes lo suficiente..” .

Fuentes

https://www.culturagenial.com/es/las-aventuras-de-alicia-en-el-pais-de-las-maravillas/

https://es.wikipedia.org/wiki/Lewis_Carroll

https://elpais.com/elpais/2015/11/27/tentaciones/1448611288_414230.html

https://es.qwe.wiki/wiki/Dodo_(Alice%27s_Adventures_in_Wonderland)

https://es.wikipedia.org/wiki/Lewis_Carroll

Publicado por quecocominges

Abogado miembro del turno de oficio y aficionado a la historia - la escrita con mayúsculas y también la de andar por casa o intrahistoria, que diría Unamuno-.

Un comentario en “FUERA DE MADRIZ.. Los enigmas de “Alicia en el país de las maravillas”

  1. Bonito y meticuloso anáisis de un libro infantil, para adultos. Efectivamente hay quien dice que tiene las claves de un tratado matemático. Lo que sí es cierto es que está, al igual que El Principito de Saint Exúpery, lleno de alegorías y metáforas de libre interpretación, que se me antojan más para adultos que para niños.

    Yo me quedo con un diálogo, que sirve mucho para cualquier orden de nuestras vidas:

    “¿Me podrías indicar, por favor, hacia dónde tengo que ir desde aquí?”.

    – “Eso depende de a dónde quieras llegar”, contestó el Gato.
    – “A mí no me importa demasiado a dónde…”, empezó a explicar Alicia.
    – “En ese caso, da igual hacia dónde vayas”, interrumpió el Gato.

    El personaje de Lewis Carrol ha sido muy controvertido por las sospechas, no de pederastia, pero sí de tener una cierta fijación con el desnudo infantil.

    Seguriá habiendo tantas intepretaciones como personas lo lean!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: