12 de junio

Hoy vamos a fijarnos en un detalle del cuadro de las meninas, vamos el titulado La familia de Felipe IV, que se estima fue terminado por Velázquez en 1656 en base a la edad de la infanta, unos 5 añitos. Son muchos los detalles de ese cuadro dignos de mención, pero os invito a fijaros en uno que no tiene una especial técnica pictórica, la cruz de Santiago que luce en el jubón el pintor.

Todos tenemos sueños que jamás alcanzaremos, anhelos que ya entrados en años nos vemos obligados a reconocer que nunca llegarán, por ejemplo yo ya doy por imposible el que pueda tocar la guitarra decentemente, aunque no doy por imposible aún sacarme el PER. Diego tenía un sueño ser noble y caballero de la orden de Santiago, como don Torivio Carambola quería ir a la luna que nos cantaba Peret.

En el Alcazar de Madriz, junto al cuarto del príncipe que se recoge en el cuadro estaba el taller del pintor, Felipe IV bajaba al taller a menudo a verle trabajar y podemos pensar que se entabló amistad entre ellos, así le nombró aposentador Real, algo así como su asistente personal con funciones ejecutivas, como por ejemplo organizar el encuentro en Fuenterrabía de la infanta María Teresa con su prometido Luis XIV en 1660.

Pero lo de ser caballero de la orden de Santiago estaba complicado, se trataba de una orden militar y religiosa que tiene sus raíces en el siglo XII, e imponía unos requisitos muy estrictos para ingresar en ella, para empezar había que ser hidalgo de sangre a fuero de España no valía con ser hidalgo de privilegio, pero no el interesado, sus cuatro abuelos. Además de pureza de sangre, es decir no tener antepasados judíos o moros, que ni padres ni abuelos hubieran sido condenados por actos contra la fe católica, prestamistas, procuradores, escribanos, comerciantes al por menor, ni ejercido oficios viles tales como artesano, pintor (1), y no digamos ya agricultor o pastor.

Por parte de madre, Dª Jerónima Velázquez parece que cumplía con lo de pureza de sangre, pero su padre D. Juan Velázquez Moreno, era calcetero, oficio mecánico que casaba mal con la nobleza. Por parte de padre la cosa se complicaba aún más, Diego Rodríguez de Silva fue notario eclesiástico, poco para un noble, y sus abuelos Diego Rodríguez y María Rodríguez de Silva habían llegado a Sevilla procedentes de Oporto, así que vete tú a saber si en esa tierra cuidaban la hidalguía como es debido.

Pero cuando algo se desea con mucha fuerza, y tienes de colega a un rey en funciones, se pueden encontrar soluciones a los problemas.

Era el Consejo de Órdenes quien decidía si un candidato era o no era idóneo para lucir en el pecho la cruz de Calatrava, Santiago, Montesa o Alcántara, previa incoación del expediente en el que acredite el cumplimiento de los requisitos. Pues vale, comisión a Galicia, que Oporto es Portugal con el que estamos en guerra y no es prudente ir, luego a Sevilla, 148 testigos dieron fe de la hidalguía de sus abuelos y padres (como que se les devolvieron los impuestos pagados, debía haberse tratado de un error, los nobles no pagan impuestos, me imagino la solicitud de devolución de impuestos indebidos), y en cuanto a que D. Diego hubiera nunca ejercido el oficio de pintor, quedó claro como dijo Alonso Cano, “solo lo ha ejercitado por gusto, lujo, obediencia a Su Majestad, para adorno de su Real Palacio, donde tiene oficios honrosos, como son los de aposentador mayor y ayuda de cámara”. Otros colegas como Zurbarán o Carreño de Miranda, testificaron que “Velázquez no vendía sus cuadros” pintaba como favor a los amigos, que podían en algún caso hacerle regalos, y en cuanto a lo que cobraba de la Casa del Rey, lo hacía por sus cargos en la Corte, no como pintor.

Tal día como hoy de 1658 Felipe IV dicta el siguiente decreto:

_“Al Governador y los de mi Consejo de las Órdenes de Santiago, Calatrava y Alcántara cuya Administración perpetua yo tengo por autoridad:_

_A Diego de Silva Velázquez he hecho merced (como por la presente se la hago) del hávito de la orden de Santiago. Yo os mando que, presentándoseos esta mi cédula, dentro de treinta días contados desde el de la fecha della, proveáis que se reciva la ynformación que se acostumbra, para saver si concurren en él las calidades que se requieren para tenerle conforme a los establecimientos de la dicha orden; y pareciendo por ella que las tiene, le libréis título del dicho hávito, para que yo le firme, que assí es mi voluntad. Fecha en el Buen Retiro, a doce de junio de mil y seiscientos y cincuenta y ocho años._

_Yo el Rey._”

El Consejo de ordenes, a la vista del expediente, dijo que tonterías las justas, y que ellos eran gente seria a la que no estaba bien tomar el pelo, por mucho que la cosa venga de su Majestad el Rey.

‘Jodíos estiraos’, Felipe IV no se quedó quieto y literalmente removió Roma con Santiago, puso el asunto en conocimiento del Papa, Alejandro VII, que promulgó una bula dispensando a D. Diego de cumplir estrictamente los requisitos. Para los religiosos del Consejo una cosa era llevarle la contraria al Rey y otra muy distinta al Papa. No sé con seguridad, pero debió ser a finales de 1659 cuando Velázquez pudo lucir su cruz roja en el pecho, al menos llegó a tiempo para que fuera enterrado con ella el 7 de agosto de 1660.

Volvamos al cuadro, Diego había tenido las narices de pintarse en el cuadro, pero no llegaba a tanto su atrevimiento como para colocarse en el pecho la cruz de gules con brazos rematados en flor de lis, pues en 1656 lo de ser caballero de la orden era aún un imposible. ¿Quien pintó esa cruz en el cuadro que ya colgaba en los salones del Alcazar?, puede que el mismo rey ya bastante cascaillo, puede que el propio Velázquez, que también andaba estropeado, puede que su yerno el pintor Juan Bautista Martínez del Mazo, el caso era darles en los morros a los del Consejo de Órdenes.

(1) Cuando el 28 de enero hablamos de Vicente Carducho y su lucha con el fisco por la alcabala, el fondo del asunto estaba en si el pintor realizaba un trabajo mecánico, o noble, en cuyo caso no debía pagar el impuesto del 10%.

https://madriztaldiacomohoy.org/2019/01/28/28-de-enero/

JMDC junio 2019

Fuentes:

http://www.tiempodehoy.com/cultura/historia/la-ambicion-del-pintor

https://www.uoc.edu/humfil/digithum/digithum1/jcampas/dvela3.html

http://unalupasobrelahistoria.blogspot.com/2013/03/velazquez-y-la-cruz-de-santiago.html

https://ecosocialojocritico.wordpress.com/2017/02/16/quien-pinto-la-cruz-de-santiago-a-velazquez-en-las-meninas/

https://historia-arte.com/articulos/secretos-meninas

https://www.uoc.edu/humfil/digithum/digithum1/jcampas/dvela3.html

https://es.wikipedia.org/wiki/Las_meninas

https://es.wikipedia.org/wiki/Orden_de_Santiago

https://es.wikipedia.org/wiki/Diego_Vel%C3%A1zquez

One thought on “12 de junio

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: